Home » No entren al 1408: Antología en español tributo a Stephen King by Jorge Luis Cáceres
No entren al 1408: Antología en español tributo a Stephen King Jorge Luis Cáceres

No entren al 1408: Antología en español tributo a Stephen King

Jorge Luis Cáceres

Published
ISBN :
Paperback
339 pages
Enter the sum

 About the Book 

¿Qué lugar ocupan los libros de Stephen King en su biblioteca material? ¿Y en la mental? En la de los veintidós escritores de España y Latinoamérica que le rinden tributo en la antología No entren al 1408 (La Biblioteca de Babel, Ecuador), el espacioMore¿Qué lugar ocupan los libros de Stephen King en su biblioteca material? ¿Y en la mental? En la de los veintidós escritores de España y Latinoamérica que le rinden tributo en la antología No entren al 1408 (La Biblioteca de Babel, Ecuador), el espacio es amplio. El resultado son una serie de cuentos impregnados del espíritu de King, que suponen una suerte de exploración de las relaciones de una generación de escritores con una de las figuras más odiadas y admiradas de la literatura contemporánea.Los 46 años desde la publicación del primer cuento de Stephen King que apareció ¿en un fanzine de terror dirigido por Mike Garrett, de Birmingham (Alabama), bajo el título In a Half-World of Terror, o como el autor lo bautizó originalmente I Was a Teen-Age Graverobber (Fui un ladrón de cadáveres adolescente) La editorial La Biblioteca de Babel los quiere celebrar con la edición de esta antología a manera de tributo, que cuenta con la participación de 22 escritores de: España, Ecuador, Argentina, México, Perú, Chile y Cuba, atrapados dentro de la habitación 1408, con el afán de explorar los temas planteados en la obra de Stephen King como: la extrañeza, lo insólito, el terror en su máxima expresión o lo fantástica que puede resultar la vida cotidiana. Este libro plantea la formulación del miedo como algo muy personal, es decir lo que nos asusta varía ampliamente de un individuo a otro. Por tal razón no hay que tomar a esta antología como un catálogo de horrores, sino como una concepción individual del miedo. Lo que vale es la historia no el que la cuenta.